LOS SECRETOS DE LOS GURÚS: SISTEMATIZAR TAREAS

Sistematizar tareas

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay 

Sistematizar tareas.

¿Conoces el concepto de sistematizar tareas?

Yo lo vi claro con esta historia.

Una comarca necesitaba suministro de agua.

Dos personas consiguieron la autorización para ello.

El primero de ellos actúa de forma inmediata.

Cargó su burro con toda el agua que pudo.

Y fue al centro de la comarca a venderla.

El segundo no apareció.

Al poco tiempo el primero tuvo que ampliar su negocio.

Así que tuvo que dar muchos más viajes al día.

Y aumentar su horario.

Mientras tanto nadie sabía nada del segundo.

A los seis meses el primero estaba estresado.

No podía satisfacer toda la demanda.

Trabajaba toda la semana.

Tuvo que contratar ayuda.

Y con ello, tuvo que subir el precio del agua.

¿Qué pasó con el segundo?

El segundo construyó un sistema de tuberías.

A través del cual transportaba el agua y lo llevaba de forma automática a la comarca.

Tardó seis meses.

Pero cuando lo terminó acabó llevándose todo el negocio.

Su suministro era mucho más rápido, barato y no necesitaba trabajar mucho.

Sistematicemos todas las actividades que podamos.

Nos hará ahorrar mucho tiempo.

¿Puedes crear hojas de cálculo y automatizar tus cuentas?

¿Puedes delegar tareas?

¿Domiciliar tus facturas?

Podemos reservar un tiempo y dedicarlo de forma exclusiva a sistematizar.

Analizar qué actividades podemos automatizar.

Nos tomará tiempo al principio.

(Como los seis meses al crear el sistema de tuberías)

Pero nos ahorrará mucho tiempo después.

 

Decir sí o decir no.

Vamos a ponernos filosóficos.

Sí, en plan de ¿ser? o ¿no ser?

Bueno, no tan profundo…

Vamos a debatir sobre el sí o el no.

Decir sí o decir no.

Es que lo gurús son muy suyos.

En muchas ocasiones no dicen lo mismo.

O si lo dicen, pero superficialmente no lo parece.

Habrás escuchado o leído a los que promulgan “decir sí”.

Sí a la aventura de nuevos proyectos.

Sí a expandirnos y abrirnos a los demás.

Sí a ser generosos y ayudar a los demás.

Sí a cambiar nuestros límites mentales.

Y están los que dicen que aprendas a “decir no”.

No a los compromisos que no deseamos hacer.

No a las amistades que no nos llenan.

No a poner a los demás por encima nuestra.

No a sentirnos mal por proteger nuestro espacio y tiempo.

¿Decir sí? o ¿decir no?

En realidad, están diciendo lo mismo.

Sí a lo que nos enriquezca y nos haga más feliz.

No a lo que nos haga sentir mal y deprima nuestra vida.

Y, como siempre, estaría las cosas que están en medio.

Esas que, inicialmente no sabemos si nos perjudican o nos benefician.

Digamos no de inicio a todo. Y luego, si cambiamos de opinión, digamos que sí.

Vamos a protegernos primero nosotros.

A evitar que nos desvíen de nuestro camino.

Y una vez dicho que no, si vemos que en realidad nos apetece o que nos puede ayudar a conseguir lo que deseamos, entonces sí que sí, podemos decir que sí.

 

El presente es perfecto.

Cati se quejaba todo el tiempo.

En todo momento decía su mantra:

“No tengo suficiente dinero”

La queja de Dani era distinta:

“No tengo suficiente espacio”

Y podría seguir…

La mayoría de la gente tiene una queja.

Algo que no le va bien.

Tenemos esa sensación de que el mundo es imperfecto.

Que todo está mal.

Vamos, que al diseñador del Universo se le fue la olla.

Pero… ¿y si fuera al revés?

Y si todo estuviera bien.

Entonces lo que estamos haciendo podría ser el problema.

El “no tengo suficiente dinero” se transforma en “estoy gastando más de lo debido”

El “no tengo espacio” se transforma en “tengo demasiadas cosas”.

Asumamos que el presente es perfecto.

Si no lo vivimos así es porque tenemos algo que aprender.

Aprender a manejar el dinero.

Aprender a vivir con menos cantidad de cosas.

El presente no se puede cambiar.

Lo que tenemos que cambiar somos nosotros.

Nos lo tenemos que plantear como un reto.

¿Qué tengo que aprender de esta situación?

Cuando Cati aprendió a manejar el dinero pasó de estar llena de deudas a tener un fondo de ahorros.

Dani pasó de estar agobiado sin espacio a vivir en un lugar con mucho espacio libre.

¿Qué nuevas habilidades o hábitos necesitamos adquirir?


Todas las semanas comparto ideas breves y prácticas.
¡Ingrese su correo electrónicos y únase!

¿Existen fórmulas mágicas para tener una vida exitosa y plena?
ME TEMO QUE NO

Aunque este libro sí te puede ayudar en:
– Obtener la mentalidad correcta.
– Conocer lo que hace la gente de éxito.
– Qué aspectos debes mejorar.
– Cómo potenciar tu vida.
– Descubrir recursos internos.

¡No es la magia lo que llevará al éxito! ¡Es el conocimiento!

EBOOK GRATUITO:
6 ESTRATEGIAS PARA CONSEGUIR LA FELICIDAD Y LA RIQUEZA

– Aprende claves para crecer y conseguir abundancia.
– Descubre un plan para aumentar tus finanzas.
– Obtén los conceptos más importantes de productividad.

– Conoce ocho ideas para mejorar tus relaciones.

Suscríbete y recíbelo gratis