METERSE EN EL PAPEL

“Creer y actuar como si fuera imposible fracasar” (Charles Kettering)

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Imagina que yo quiero aparentar que soy deportista y todas las mañanas me pongo la ropa de deporte y me recorro el barrio para que todo el vecindario sea testigo de que soy un súper deportista. Y eso, día tras día durante un año. Al cabo de este tiempo, ¿Me habré convertido en una deportista de verdad? Es posible que lo haya interiorizado hasta tal punto que el salir a correr ya no sea tanto postureo y más necesidad o afición. Estudios científicos avalan esta teoría.        

Es muy importante tener unas creencias potenciadoras y unos estados de ánimo que nos impulsen. Pero con el simple hecho de conocerlo no es suficiente.

El subconsciente

Porque nuestra mente subconsciente tiene asumidas sus propias creencias y los estados de ánimos son generados de forma involuntaria. En la mayoría de los casos desde la infancia. ¿Cómo podemos entonces asumir las nuevas creencias y experimentar estos sentimientos?

Me gustaría exponer en este libro que es fácil, pero es como todo. Lleva su esfuerzo. Para cambiar las creencias primero hay que detectarlas, tomar consciencia de pensamientos que tenemos y que creencias profundas esconden nuestros pensamientos.

Poco a poco y de forma progresiva debemos reemplazar esas creencias. Una técnica que está extendida en el ámbito del desarrollo personal es el fingir. Se trata de actuar como si tuviéramos esas creencias y esos estados emocionales.

¿Se trata de actuar? Sí, pero tenemos que ser buenos actores. Los malos actores se aprenden un papel, pero los buenos actores viven el papel. Lo asumen, se convierten en el personaje que interpretan.

El poder de la Presencia

En “El poder de la Presencia” de “Amy Cuddy”, nos descubre como personas inseguras llegan a sentirse con confianza con solo tener una postura erguida y abierta. La misma postura libera neurotransmisores que elevan nuestra autoestima y seguridad.

Asumir que ya posemos las creencias que deseamos y ya tenemos los sentimientos positivos nos ayuda a generarlos.

La conducta se refuerza a sí misma. Aquí está la fortaleza del subconsciente. Si nosotros nos vemos a nosotros mismo actuando de la forma que deseamos, nos convertimos poco a poco en esa persona.

Cuando nos vemos a nosotros enfrentando situaciones con valor o que exigen cierta habilidad, esa experiencia será recordada en el futuro y será más fácil superarlas en siguientes ocasiones.

Al mismo tiempo, a ver que superamos estas situaciones, nuestras creencias se instauran con mayor fuerza, y estas creencias incidirán de nuevo en las acciones, creando un espiral de crecimiento.

 Amy Cuddy, a través de trabajar la presencia, nos da una herramienta para que nuestro cuerpo nos ayude a tener el coraje y actuar de la forma que deseamos. Los cambios hormonales ligados a la posición, ayudan a nuestra mente para superar los obstáculos psicológicos que surgen cuando tenemos que afrontar nuevos retos.

Combinar con afirmaciones

Estas ayudas son más poderosas que simplemente formular afirmaciones, aunque lo mejor es combinar ambas estrategias. Cambiar nuestros pensamientos a través de afirmaciones y adoptar una postura de poder que genere químicos que nos impulsen.

A partir de ahí actuar como las personas que deseamos ser y nuestro cerebro se convencerá de que lo somos.

¿La ansiedad te paraliza cuando tienes que actuar por primera vez? Pues aparte de tus afirmaciones y asumir una posición corporal de presencia hay otra estrategia que podemos asumir. Interpreta esta activación como positiva.

Los estudios psicológicos han demostrado que al interpretar esta activación como una oportunidad para conseguir tus sueños y atraer a tu mente todo lo bueno que te puede pasar, somos más proclives a superar las situaciones estresantes con mejores resultados.

Cuanto más reinterpretemos nuestra ansiedad con entusiasmo, mejor nos sentiremos y más éxitos conseguiremos.   

Recordemos, asumamos el papel de la persona que deseamos convertirnos. Actuemos como lo hacen ellos, adoptemos posturas corporales de poder, vistamos como ellos.

Interpreta el papel de tu vida

Reinterpretemos la ansiedad como el entusiasmo de ver oportunidades de mejorar nuestras vidas. Sí, es difícil convertirse de la noche a la mañana en alguien diferente, pero de inicio no tenemos que hacerlo. Lo que tenemos que hacer es asumirlo y creerlo en un momento concreto ante una situación específica.

Solo es una situación, solo es una ocasión. Imagina que es la mejor obra de tu vida, aprende el papel y actúa plenamente convencido de que lo eres.

¿A quién voy a convencer con todo esto? Nada más y nada menos que a ti. A la persona más importante. Cuando lo asumas tú, nadie podrá negar que no lo seas. Vamos a cambiar la espiral que nos están llevando a los resultados que no queremos.

Cambiar esa inercia es muy difícil, hay que hacerlo poco a poco, pero cuando lo hagamos una vez, las próximas veces serán más fáciles. Cambiemos la espiral de nuestros resultados de forma positiva.

Libro recomendado: De Sapos a Príncipes.

¿Deseas conseguir más ÉXITO y PROMOCIÓN, tener una vida mejor, pero te sientes limitado/a y que no tienes capacidad para ello? ¿TE GUSTARÍA SENTIRTE MÁS REALIZADO/A?

Rellena el siguiente formulario para obtener más información

EBOOK GRATUITO:
6 ESTRATEGIAS PARA CONSEGUIR LA FELICIDAD Y LA RIQUEZA

– Aprende claves para crecer y conseguir abundancia.
– Descubre un plan para aumentar tus finanzas.
– Obtén los conceptos más importantes de productividad.

– Conoce ocho ideas para mejorar tus relaciones.

Suscríbete y recíbelo gratis