AFRONTAR LOS MIEDOS

“Sólo una cosa convierte en imposible un sueño: el miedo a fracasar.” (Paulo Coelho)

Imagen de ambermb en Pixabay

En una tierra en guerra, había un rey que causaba espanto. Siempre que hacía prisioneros, no los mataba, los llevaba a una sala donde había un grupo de arqueros de un lado y una inmensa puerta de hierro del otro, sobre la cual se veían grabadas figuras de calaveras cubiertas de sangre. En esta sala el rey les hacía formar un círculo y les decía entonces…

«Ustedes pueden elegir entre morir atravesados por las flechas de mis arqueros o pasar por esa puerta misteriosa». Todos elegían ser muertos por los arqueros. Al terminar la guerra, un soldado que por mucho tiempo sirvió al rey se dirigió al soberano y le dijo: —»Señor, ¿puedo hacerle una pregunta?» Y le responde el rey: —»Dime soldado». 

—»¿Qué había detrás de la horrorosa puerta?».  —»Ve y mira tú mismo», respondió el rey. El soldado entonces, abrió temerosamente la puerta y, a medida que lo hacía, rayos de sol entraron y aclararon el ambiente… y, finalmente, descubrió sorprendido que la puerta se abrió sobre un camino que conducía a la libertad. El soldado admirado solo miro a su rey que le decía: —»Yo daba a ellos la elección, pero preferían morir que arriesgarse a abrir esta puerta».

José Luis Ganchegui

Muchos de nosotros, a la hora de luchar por nuestros sueños nos encontramos frente a frente con el miedo. Y muchos hemos sido víctimas de su secuestro emocional, aparcando o renunciando a nuestras ilusiones.

Los miedos como aliados

Debemos saber que hay formas de batallar contra esos miedos e incluso, transformar los miedos en aliados. El miedo es un mecanismo fruto de la evolución con una funcionalidad muy importante, protegernos. Pero también puede provocar la pérdida de las oportunidades de crecimiento.

El miedo es una emoción. Las emociones son fluctuantes. Además, tenemos poder sobre los miedos a la hora de actuar y no dejar dominarnos por ellos. Son condicionamientos, asociaciones inconscientes, y pueden cambiarse.

La función del miedo es protegernos, nos enseña a ser prudentes antes situaciones novedosas. El problema es que puede llevarnos a muchos de nosotros a estancarnos en zonas de confort y no desarrollarnos.

Una idea muy importante es trabajar sobre la reinterpretación del miedo. De esta forma, se consigue transformar el miedo en libertad. Ello es posible enfocándonos en el valor potencial de las situaciones que nos producen temor. Cuando se dispara el miedo, aparecen las excusas o las quejas.

Del miedo a la libertad

En la mayoría de los casos esas excusas y quejas no son racionales y nos llevan a ser víctimas sin ningún poder. Debemos reconocernos como seres responsables y a través de la gratitud, reconocer todas las cosas maravillosas de nuestra vida. Cambiar la imagen de víctimas por protagonistas de nuestras vidas.

Pasar del miedo a la libertad implica primero enfrentarse interiormente a la raíz de los miedos. Analizar qué nos atemoriza realmente y analizar las consecuencias de producirse estas situaciones tan amenazantes. En la mayoría de las ocasiones nos daremos cuenta que hemos desproporcionado sus consecuencias.

En otras ocasiones lo compararemos con las ventajas que podemos obtener, y nos daremos cuenta que vale la pena el riesgo. Uno de los temores más relevantes es el miedo al fracaso. En la mayoría de las ocasiones es resultado de obtener fracasos anteriores. Son situaciones del pasado. En el presente no es real. En el futuro no sabemos si se producirá.

El mensajero

         El siguiente paso es aceptar el papel de mensajero del miedo y su función protectora. Tomar la decisión consciente de no dejarse llevar por él. Aceptemos la incertidumbre y el transitar por lo desconocido. Y, por último, actuamos con miedo tomando riesgos conscientes.

Si, pagamos un precio. Es el precio que exige liberarnos de las ataduras del miedo. Pero desarrollaremos coraje. El coraje necesario para actuar sin miedo al fracaso.

Este proceso no es puntual. Lo tendremos que desarrollar continuamente cada vez que se nos presente un miedo. Se trata de ir tomando responsabilidad de nuestras vidas. Aceptar que nadie tiene garantías absolutas sobre el devenir de la vida pero que debemos ocuparnos de lo que está en nuestra mano y confiar en que ocurrirá lo más adecuado en las situaciones fuera de nuestro control.

A partir de ahí comienza nuestra transformación personal y una vida más creativa. En definitiva, nuestro crecimiento.

LIBRO RECOMENDADO: Aunque tenga miedo, hágalo igual.

¿Deseas conseguir más ÉXITO y PROMOCIÓN, tener una vida mejor, pero te sientes limitado/a y que no tienes capacidad para ello? ¿TE GUSTARÍA SENTIRTE MÁS REALIZADO/A?

Rellena el siguiente formulario para obtener más información

EBOOK GRATUITO:
6 ESTRATEGIAS PARA CONSEGUIR LA FELICIDAD Y LA RIQUEZA

– Aprende claves para crecer y conseguir abundancia.
– Descubre un plan para aumentar tus finanzas.
– Obtén los conceptos más importantes de productividad.

– Conoce ocho ideas para mejorar tus relaciones.

Suscríbete y recíbelo gratis