EL EQUILIBRIO P/CP

«No hay atajos para conseguir el éxito. Empieza antes, trabaja más duro, y termina más tarde». (Brian Tracy)

Imagen de Julius Silver en Pixabay 

El granjero no podía creer en su buena suerte. Día tras día, se despertaba y corría hacia su gallina que ponía un reluciente huevo de oro. Llegó a ser muy rico. Junto a su riqueza llegó también la impaciencia y la codicia. Incapaz de esperar día tras día los huevos de oro, el granjero decidió matar a la gallina para obtenerlos todos a la vez. Al abrir el ave, la encontró vacía. El granjero había matado a la gallina de los huevos de oro. Ya no obtendría ninguno más.

Esta fábula refleja un principio muy importante de productividad. La productividad está regida por dos factores, lo que se produce (los huevos de oro) y los medios para producir (la gallina).

P (Produción) – CP (Capacidad de Producción)

La clave está en el equilibrio P/CP (P es producción y CP es capacidad de producción). Estos dos factores deben estar en equilibrio. Si nos centramos en producir sin cuidar los medios, pronto nos encontraremos sin ellos.

Si nos centramos en cuidar los medios sin producir, nos encontraremos sin recursos para mantener estos medios. Y este concepto se aplica tanto a la dimensión física, económica y humana.

En la dimensión física si abusamos del uso de un instrumento, como puede ser nuestro coche, sin realizar las acciones de cuidado y mantenimiento, este se averiará más pronto y dejará de funcionar. En nuestra búsqueda de beneficios rápidos provocamos el deterioro de los instrumentos que nos lo proporciona.

La aplicación de este principio en la dimensión económica también es muy fácil de observar. Nosotros somos el activo más importante para generar dinero. Si nos vamos formando y creciendo en capacidad nuestro valor productor se incrementará.

Sin embargo, si nos estancamos y nuestras habilidades productivas no crecen, nos podremos encontrar con una disminución del nivel de trabajo o incluso su pérdida.

Cuidar nuestra relaciones

En la dimensión humana podremos encontrar su evidencia en las relaciones de pareja donde cada uno está más preocupado en sacar beneficios del otro que de cuidar la relación. Se vuelven insensibles el uno al otro.

Dejan de respetarse centrándose cada uno en sus necesidades. Buscan el control permanente del uno sobre el otro. Día tras día, la relación que inicialmente les había producido beneficios se va destruyendo.

Esto también se aplica a los amigos y resto de relaciones. Cuando solo buscamos nuestros beneficios la relación se destruye.

Buscamos éxito rápido y formas inmediatas de satisfacción. Estas fórmulas inicialmente funcionan porque se centran en la producción, sin cuidar la capacidad de producción. Por eso al largo plazo no funcionan.

Podemos montar un negocio con productos de baja calidad y conseguir resultados inmediatos, pero a la larga, nos quedaremos sin clientes. Podemos dormir solo cuatro horas para conseguir ser más productivos, pero a largo plazo enfermaremos.

Búsqueda de resultados rápidos

Entrenadores que explotan a sus jugadores. Consiguen resultados iniciales, pero los jugadores se lesionan. Gerentes que explotan a sus empleados. Podemos comprar el trabajo de una persona, pero no su corazón ni su inteligencia.

Si no cuidamos a los productores de resultados (jugadores, trabajadores) la productividad desaparecerá. Es un principio básico. El equilibrio entre producción y capacidad de producción.

 ¿Cuál sería el ejemplo de un desequilibrio de capacidad de producción? Una persona que está continuamente formándose, pero no aplica sus conocimientos está rompiendo el equilibrio.

Llevado al extremo, esa persona gasta todo su dinero en formación y no lo aplica para generar más dinero, se quedará sin nada para continuar formándose. Adquirir bienes y productos de más calidad y no sacarles rendimiento, también es romper el equilibrio.

Existen esas pequeñas excepciones que en caso de apuro podemos aplicar. En esas circunstancias podemos pedir un préstamo a un amigo. O podemos faltar a nuestro trabajo de forma ocasional.

Algún día podremos no ser puntuales o no cumplir un acuerdo con nuestra pareja. Pedir un favor. Y eso está bien. Solo que algunas personas hacen esto como sistema de vida y agotan estas fuentes de producción. Al final, cuando realmente las necesitan se encuentra desprotegidos.

Si buscamos el éxito en nuestras vidas, debemos ser conscientes de este principio fundamental. El equilibrio entre la producción y la capacidad de producción. Si deseamos más producción, cuidemos la capacidad de producción.

Apreciado lector, obtener una mentalidad imparable te ayudará a conseguir tus sueños. ¿Te lo vas a perder?

LIBRO RECOMENDADO: Grit: El poder de la pasión y la perseverancia

Si lo deseas, pon en los comentarios cuál es tu mayor dificultad a la hora de conseguir tus metas y objetivos e intentaré aportar luz en las próximas entradas de este blog.

EBOOK GRATUITO:
6 ESTRATEGIAS PARA CONSEGUIR LA FELICIDAD Y LA RIQUEZA

– Aprende claves para crecer y conseguir abundancia.
– Descubre un plan para aumentar tus finanzas.
– Obtén los conceptos más importantes de productividad.

– Conoce ocho ideas para mejorar tus relaciones.

Suscríbete y recíbelo gratis