NAVEGAR EN LA INCERTIDUMBRE

«Su voluntad de abarcar lo desconocido le había liberado. Ahora el universo eras suyo, para ser experimentado y disfrutado.» (Robert Fisher) 

Imagen de Dr StClaire en Pixabay 

El marido llega a casa e inmediatamente pone la televisión para ver la final del campeonato. No ha podido ver el partido así que lo ha grabado y espera pasar una buena velada disfrutando el encuentro. Su esposa, maliciosa y juguetona, le anticipa el resultado final del encuentro. Él apaga el televisor. Ya no desea ver el partido.

La magia de la incertidumbre

Seguramente muchos lectores habrán comprendido que lo maravilloso del deporte es la incertidumbre del resultado. De hecho, si algo puede desmotivar más a un deportista es la seguridad que, haga lo que haga, obtendrá siempre el mismo resultado.

 Claro está, esto en el deporte. Porque en la vida diaria no nos gusta la incertidumbre y siempre buscamos las máximas garantías. Pero la vida también es juguetona y a excepción de nuestro final en la tierra, no podemos tener certeza total. De ahí la magia de la vida, afirman muchos.

Para conseguir el éxito tenemos que aprender a navegar en el océano de la incertidumbre. Pero no con actitud resignada. No como un mal trago que hay que aceptar. Todo lo contrario. Como algo mágico.

Todas las posibilidades

Porque solo cuando existe la certidumbre la situación está limitada. En cambio, con la incertidumbre existen todas las posibilidades. ¿Qué prefieres? ¿Saber a ciencia cierta que no vas a cumplir tus sueños? ¿O tener la incertidumbre de poder alcanzarlos?

La mayoría de las personas exitosas aman la incertidumbre y se aburren con la certeza. Les motivan más el futuro de lo que pueden lograr que la posibilidad de lo que pueden perder. Son personas aventureras. 

Se sienten vivas con los retos. Tenemos que cultivar este tipo de mentalidad. Poco a poco. Ir arriesgando. Abrazar ese lado de la incertidumbre que nos promete el éxito y desterrar el temor que conlleva el fracaso.

Abrirse a lo desconocido

Sí, no es fácil. A veces necesitamos un empujón. Cuando la vida nos pone en situaciones límites y no nos queda otra, nos lanzamos a pesar de la incertidumbre que ello conlleva. En estas situaciones es cuando lo que han experimentado el éxito bendicen los momentos complicados que pasaron. 

En estos momentos no hay nada que perder, porque ya está todo perdido. Tus miedos pierden argumentos. Otras personas que les va bien no van a tener la necesidad de afrontar la incertidumbre. Sus vidas no tendrán sobresaltos. Ni malos, ni buenos. 

La incertidumbre alberga un sinfín de posibilidades. De hecho, incluso en aquellas ocasiones que percibimos como negativas, posteriormente hemos podido comprobar que esconden grandes riquezas. Nada hay más esperanzador en una situación difícil que tener alguna incertidumbre sobre el final feliz.

Amigos de lo incierto

Sí, lo difícil y lo que no hemos aprendido es a dominar el estado emocional que nos embarga en situación de incertidumbre. Para lograrlo nos servirá mucho tener la convicción que siempre existirá la incertidumbre.

Porque la incertidumbre es parte del misterio de la vida. Sí. Te estoy vendiendo que la incertidumbre es lo más fantástico del mundo. Y no, no lo es. Pero es imprescindible hacernos muy amigos de ella porque de otra forma no vamos a lograr todo lo que podemos alcanzar. 

Para ello, te he expuesto su parte positiva, su enorme potencial. Otra forma de afrontarla es despegarse del resultado. Haz cada pequeña cosa lo mejor que puedas. Y no esperes ningún resultado. Hagamos las cosas bien y dejemos que suceda lo que tenga que ocurrir. 

La vida juega a tu favor.

Por último, un truco final. Hay muchas personas que pensamos que el universo juega a favor nuestra. Y, por lo tanto, todas las situaciones tienen beneficios. 

Tener esa convicción nos ayudará a amar la incertidumbre. Una vez que seamos amigos de la incertidumbre tendremos menos miedos a tomar esas decisiones difíciles. Decisiones que provienen de nuestros valores pero que nos atemorizan sus consecuencias. 

Eso no significa que actuemos sin analizar y prevenir riesgos. Significa que tenemos que actuar, aunque existan riesgos. La vida juega a favor de los que viven de acuerdo con sus corazones. Y que aman lo incierto.

LIBRO RECOMENDADO: Amar lo que es

¿Deseas conseguir más ÉXITO y PLENITUD, tener una vida mejor, pero te sientes limitado/a y que no tienes capacidad para ello? ¿TE GUSTARÍA UNA FORMACIÓN que te ayude a sentirte más MÁS REALIZADO/A?

Me gustaría saber más, rellena el siguiente formulario 

EBOOK GRATUITO:
6 ESTRATEGIAS PARA CONSEGUIR LA FELICIDAD Y LA RIQUEZA

– Aprende claves para crecer y conseguir abundancia.
– Descubre un plan para aumentar tus finanzas.
– Obtén los conceptos más importantes de productividad.

– Conoce ocho ideas para mejorar tus relaciones.

Suscríbete y recíbelo gratis