NORMAS Y REGLAS

«En el momento en que te conformas con menos de lo que te mereces, consigues menos de lo que habías establecido». (Maureen Dowd)

¿Sueñas a la baja? ¿Te propones objetivos pequeños para no sentirte mal por no lograrlos? Yo te propongo diferenciar entre las normas y las reglas.

Los dos mendigos

«Debajo de un puente vivían dos mendigos. Uno era feliz y el otro estaba amargado. Un día el mendigo amargado, sintiéndose mal por ver a su vecino tan feliz le preguntó: – ¿Oye, y tú por qué siempre estas alegre? – Te lo diré. Pero antes contesta la siguiente pregunta: ¿Qué tiene que pasar para que tú te sientas feliz? – ¡Hombre! muy fácil. Ser famoso, tener mucho dinero y tener una mujer maravillosa. – Muy bien, dijo el mendigo feliz. Para mí lo que tiene que pasar para estar alegre es despertarme y comprobar que estoy vivo«.

Las normas son lo que le pedimos a la vida, con lo que nos conformamos. Las reglas son las condiciones que nos imponemos para sentirnos bien con nosotros mismo. Algunos de nosotros nos imponemos para ser feliz unas normas muy altas.

Otros en cambio establecen para ser feliz unas normas más bajas. Para algunos puede ser ganar 5.000,00 euros al mes. Para otros la felicidad se consigue simplemente si están vivos y tienen para comer.

Mi propuesta es que eleves las normas que le pides a la vida. En cambio, que tus reglas para ser feliz no estén vinculadas a la consecución de estas normas.

Puedes sentirte feliz con solo experimentar que disfrutas de buena salud y que tu familia te quiere. Por otro lado, puedes exigirle más a la vida, sin condicionar el conseguir esta exigencia con tu felicidad.

Elevar el nivel

Si deseas conseguir mejores resultados en tu vida tienes que aumentar tu nivel de lo que consideras aceptable. Dejemos de pedir y aceptar limosnas de la vida por miedo a no conseguirlo.

En su libro “Controle su Destino”, “Tony Robbins” nos pide que establezcamos una lista de 5 reglas principales que tenemos que cumplir, y cuyo cumplimiento nos haga sentirnos bien con nosotros mismos.

Pero tengamos mucho cuidado, estas reglas no pueden ser incompatibles unas con otras y tienen que estar conectadas con tus objetivos vitales. El objetivo de las reglas es darte poder. Si una regla es imposible de lograr te quita poder.

Ejemplo de regla imposible de lograr es aquella que depende de personas externas a ti para que se cumpla. Establece reglas que estén dentro de tu control y sean fáciles de conseguir.

Las reglas son subjetivas. Cada persona tiene sus propias reglas que tienen que cumplirse para sentirse bien consigo mismo.

Muchos enfrentamientos con familiares y amigos se deben a enfrentamiento entre las reglas que tienen cada uno. Ante una disputa intenta entender cuáles son las reglas del rival para entender por qué actúa así. A continuación, hazle conocer las tuyas para buscar acuerdo.

No te conformes

Aunque tus reglas deben ser fáciles de conseguir para darte poder, en cambio, debes elevar tus normas sin condicionarlas a tu felicidad final. No te conformes con lo mediocre.

Apostar en todo momento por lo excelente es un hábito que se puede entrenar. Tengamos altas miras hacia adelante y miremos al espejo retrovisor simplemente para ver todo lo que hemos logrado y sentirnos agradecido por ello.

Elevar lo que consideras aceptable no es un camino cómodo porque implica hacerle saber a los demás, de forma considerada pero firme, que no estás dispuesto a ciertas actitudes y comportamientos hacia ti. Te convertirás en una persona incómoda para ciertos ambientes dónde abrazan la mediocridad, pero te permitirá vivir una vida que jamás hayas soñado.

Aumentar tus normas se convertirá en algo inherente a ti y elevará de forma automática tus resultados. Sueña con lo mejor posible. La gran mayoría de las personas exitosas son inconformistas, constantemente desean elevar el nivel de sus logros.

Olvídate del resultado

¿Te hará infeliz si no lo logras? Si trabajas por tus sueños y te desvinculas de resultado, si tu identidad no está basada en lo que tienes sino en tus acciones y valores, si estableces reglas fáciles de lograr y que dependan de ti, nuestra felicidad está a salvo.

De hecho, luchar por nuestros sueños nos generará más felicidad. Visualiza tus sueños más grandiosos con la sensación de agradecimiento de que lo vas a tener. Tu cerebro se inspirará.

Apreciado lector, obtener una mentalidad imparable te ayudará a conseguir tus sueños. ¿Te lo vas a perder?

LIBRO RECOMENDADO: El monje que vendió su Ferrari: Una fábula espiritual

Si lo deseas, pon en los comentarios cuál es tu mayor dificultad a la hora de conseguir tus metas y objetivos e intentaré aportar luz en las próximas entradas de este blog.

EBOOK GRATUITO:
6 ESTRATEGIAS PARA CONSEGUIR LA FELICIDAD Y LA RIQUEZA

– Aprende claves para crecer y conseguir abundancia.
– Descubre un plan para aumentar tus finanzas.
– Obtén los conceptos más importantes de productividad.

– Conoce ocho ideas para mejorar tus relaciones.

Suscríbete y recíbelo gratis