CULTIVAR LOS TALENTOS

Un ganador es alguien que reconoce los talentos que Dios le ha dado, trabaja esos talentos para desarrollar habilidades, y usa esas habilidades para alcanzar sus metas. (Larry Bird)

Imagen de Candid_Shots en Pixabay

(El Reino de los Cielos) Es también como un hombre que, al ausentarse, llamó a sus siervos y les encomendó su hacienda: a uno dio cinco talentos, a otro dos y a otro uno, a cada cual según su capacidad; y se ausentó. Enseguida, el que había recibido cinco talentos se puso a negociar con ellos y ganó otros cinco. Igualmente, el que había recibido dos ganó otros dos. En cambio, el que había recibido uno cavó un hoyo en tierra y escondió el dinero de su señor.

Al cabo de mucho tiempo, volvió el señor de aquellos siervos y se puso a ajustar cuentas con ellos. Se llegó el que había recibido cinco talentos y presentó otros cinco, diciendo: “Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes otros cinco que he ganado.” Su señor le dijo: “¡Bien, siervo bueno y fiel!; ya que has sido fiel en lo poco, voy a ponerte al frente de mucho. Entra en el gozo de tu señor.” Se llegó también el de los dos talentos, y dijo: “Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes otros dos que he ganado.” Su señor le dijo: “¡Bien, siervo bueno y fiel!; ya que has sido fiel en lo poco, voy a ponerte al frente de mucho. Entra en el gozo de tu señor.”

Se llegó también el que había recibido un talento, y dijo: “Señor, sé que eres un hombre duro, que cosechas donde no sembraste y recoges donde no esparciste. Por eso, me dio miedo y fui a esconder bajo tierra tu talento. Mira, aquí tienes lo que es tuyo.” Mas su señor le respondió: “¡Siervo malo y perezoso! Si sabías que cosecho donde no sembré y recojo donde no esparcí, debías haber entregado mi dinero a los banqueros. De ese modo, al volver yo, habría cobrado lo mío con los intereses. Quitadle, por lo tanto, el talento y dádselo al que tiene los diez talentos. Porque a todo el que tiene se le dará y le sobrará, pero al que no tiene, se le quitará hasta lo que tiene. Y a ese siervo inútil, echadle a las tinieblas de fuera”.

Parábola de los talentos
Evangelio de Mateo 25,14-3012

La parábola de los talentos nos dice que todos tenemos talentos. Algunos se les da muchos talentos (cinco talentos) y a otros menos (dos y un talento), pero a todos se nos da talentos.

Duplicar los talentos

Cuando trabajamos y desarrollamos nuestros talentos, éstos crecen y se duplican (como ocurre en el caso de los cinco y dos talentos). Pero cuando no se hace nada con ellos y se actúa por miedo (como al siervo que se le dio un talento) este se pierde.

La parábola nos dice también que aquellos que expresan que no tienen ningún talento en realidad lo tienen escondido. Pero ya no se acuerdan de donde lo escondieron. Para estas personas que se han negado su capacidad tendrían que atravesar un periodo de reflexión y auto introspección para desenterrarlo.

También es posible que lo tengan, pero no sean conscientes de ellos. Cuando una persona es muy buena en algo, como lo percibe como algo natural que no le cuesta esfuerzo, no lo valora y no cae en la cuenta que es un talento.

¿Existe el talento innato? Si, y todos lo tenemos. Pero hay que desarrollarlo. Si no se pierde. El éxito es talento más preparación. En su libro “Outliers” (Fuera de serie), Malcolm Gladwell expresa que hay un número mínimo de práctica para conseguir la excelencia. Los estudios determinan que este número son diez mil horas de práctica.

Al analizar las grandes personalidades exitosas encontraron que todos fueron beneficiarios de grandes oportunidades. Estas oportunidades les permitieron poder aplicar el tiempo y esfuerzo en las diez mil horas de prácticas.

Diez mil horas de práctica

 Diez mil horas de práctica para alcanzar la excelencia puede ser abrumador. Obviamente se trataría de una práctica constantes durante un periodo de cinco a diez años, dependiendo del número de horas que se dediquen al día.

Pero la buena noticia es que nos da evidencia de la posibilidad de conseguir la maestría. Por otro lado, estamos hablando de maestría, con seguridad con un periodo de tiempo menor podremos expresar una gran habilidad en el desarrollo del talento.

El talento es un regalo que nos podemos dar a nosotros mismo si trabajamos suficientemente en ello. Todos los talentos se desarrollan cuando se trabaja en ellos de forma apasionada y con constancia. El talento se hace.

Eso sí, no desarrolles tus talentos por dinero, hazlo para servir y ayudar a los demás. Elige tu talento por amor a lo que quieres, no por miedo. No esperes tampoco una señal divina que te indique que talento tienes que desarrollar. Esto no sucederá. Céntrate en lo que se te da bien, en lo que amas y confía en ti.

Los talentos que desees desarrollar tienen que estar en coherencia con tus valores más profundos. Debes dejar fuera tu ego y enfocarte ayudar a los demás. Detectar sus necesidades y cubrirlas con tus dones. Toma acción inmediata. Si no tienes claro cómo hacerlo haz pruebas, cambias formas de trabajarlo y visualiza en futuro las distintas opciones. Quédate con la que te haga más feliz.

Comprométete a desarrollar tus talentos al servicio de los demás. Aunque ahora mismo no sepas en qué. Busca las necesidades y los problemas de los demás. Crea soluciones y dáselas al mundo

El disfrute: clave secreta

Aun así, para desarrollar tal número de horas prácticas se debe disfrutar de la expresión del talento. En el caso de músicos y artistas, la satisfacción interna de la mera práctica les puede ayudar afrontar el gran volumen de práctica que necesita.

Pero en realidad, lo que aporta energía e impulso a la práctica es poner nuestro talento al servicio de los demás. El percibir la ayuda que les prestamos a los demás será la mayor recompensa que podemos lograr. Nos sentiremos importantes. Nuestros niveles de motivación aumentarán.

LIBRO RECOMENDADO: Del Capitalismo al Talentismo

¿Deseas conseguir más ÉXITO y PROMOCIÓN, tener una vida mejor, pero te sientes limitado/a y que no tienes capacidad para ello? ¿TE GUSTARÍA SENTIRTE MÁS REALIZADO/A?

Rellena el siguiente formulario para obtener más información

EBOOK GRATUITO:
6 ESTRATEGIAS PARA CONSEGUIR LA FELICIDAD Y LA RIQUEZA

– Aprende claves para crecer y conseguir abundancia.
– Descubre un plan para aumentar tus finanzas.
– Obtén los conceptos más importantes de productividad.

– Conoce ocho ideas para mejorar tus relaciones.

Suscríbete y recíbelo gratis