LA VISUALIZACIÓN

«La gente ordinaria solo cree en lo posible. La gente extraordinaria visualiza, no lo que es posible o probable, sino lo que es imposible. Y visualizando lo imposible, lo empieza a ver como algo posible». (Cherie Carter-Scott)

Imagen de Stefan Keller en Pixabay

Cuentan que, después de la muerte de Disney, en la inauguración de un nuevo parque temático le comentaron a su hija: – Es una pena que su padre no haya podido ver este extraordinario parque. A lo que su hija contestó. – ¿Y quién le ha dicho que no lo vio? Claro que lo vio. Lo veía cada día mientras lo estaba construyendo.

Una de las estrategias más poderosas para incidir en nuestro subconsciente es sin duda la visualización.

Alto rendimiento

Es especialmente conocida por los deportistas de alta competición, dado que su uso suele ser casi obligatorio, en especial, en aquellas disciplinas que requiere una alta precisión y dominio técnico, por ejemplo, la gimnasia rítmica.

Existen estudios científicos que apoyan que la visualización tiene un efecto favorable a la hora de la mejora de la técnica. Además de habilidades y gestos técnicos, la visualización se utiliza también como herramienta que nos ayuda a alcanzar nuestros sueños.

La inmensa mayoría de los expertos en éxito incidirán en la importancia de practicar la visualización de todo lo que se desea, alegando que despertará en la mente procesos mentales que nos ayudarán a conseguir el logro.

Como primer efecto relevante, la visualización atacará los miedos, fantasmas y bloqueos internos que nos impidan lograr nuestros sueños.

Soñar

         Al imaginar nuestro sueño cumplido, adoptaremos y construiremos la identidad de esa persona exitosa del futuro que deseamos lograr. Nos ayudará a convencernos a nosotros mismo de poder convertirnos en lo que deseamos. Activará en nuestra mente circuitos atencionales que antes no estaban funcionando que nos hará más consciente de las oportunidades que se nos presente.

Es importante no solo vernos habiendo cumplido nuestros sueños. Sino que debe estar conectado con las emociones que surgirían al vivir nuestro sueño. Cuanto más poderosa sea la sensación percibida del deseo cumplido más impacto se producirán en nuestra mente subconsciente, cuyo lenguaje es más visual y emocional.        

La emoción que se experimenta cuando se visualiza, además nos indicará hasta qué punto el objetivo que buscamos resuena con nosotros. Es un objetivo que proviene de nuestro interior o es un objetivo o sueño que proveniente del exterior, que realmente no impacta dentro de nosotros.

Sentirlo

El vivir de forma sentida la visualización incidirá de forma decisiva en nuestra motivación. Lo cual, si visualizamos de forma diaria, nos ayudará a persistir en el trabajo y con el tesón necesario para conseguirlo.

La visualización tiene el gran poder de llevarnos al futuro. Cultivando en nosotros la esperanza por una vida mejor y más plena. Nos ayuda a tener siempre presente nuestros sueños y ver sentido al trabajo del día a día. Nos ilusiona con la vida, nos ayuda a creer en la magia de todas las posibilidades.

A nivel interno facilita las conexiones neuronales que tenemos que adquirir para hacer realidad nuestras visiones. Favorece la constancia en los hábitos. Nos hace vernos ya siendo la persona que deseamos ser.

Mucho se ha hablado de los aspectos técnicos a la hora de visualizar, pero, además de visualizar con la mayor intensidad emocional posible, hay otros dos de ellos que documentan con mayor contundencia.

Relajación

El primero de ellos es experimentar un estado de relajación para la visualización. En la relajación, cuando nuestras ondas cerebrales bajan a un ritmo alfa o theta, nuestra mente subconsciente es más vulnerable para que asuma nuevas creencias y nuevas características de nuestra identidad.

Por ello, antes de visualizar, debemos dedicar unos minutos para llegar al estado de mayor relajación posible, y desde allí, visualizarnos plenamente viviendo nuestros sueños.

El segundo aspecto es experimentar la visualización en primera persona. Es incorrecto visualizarnos como si viéramos una película donde nosotros somos los protagonistas. Debemos visualizarnos dentro de la película y experimentado la acción como si lo estuviéramos ejecutando, en primera persona.

Sentir como nos movemos, que veríamos si nuestro objetivo se hubiera cumplido, dónde viviríamos, etc. Y en lo posible implicar todas las sensaciones posibles, olores, sabores, oído, vista y tacto.

Manifestación

Con toda seguridad, al lector le habrán llegado aportaciones más esotéricas relacionadas con la visualización. En ellas, se habla de un poder que por el simple hecho de visualizar lo que deseamos se va a manifestar. Hay testimonios de personas que lo han experimentado, solo han visualizado y sus deseos se han cumplido.

Dado que existe hago referencia a ello, aunque la visión que expresa este libro conceptualiza la visualización como un instrumento o herramienta de apoyo a la acción. Ayuda aportando el enfoque y la motivación requerida para conseguir las metas deseadas.

LIBRO RECOMENDADO: La ley de la atracción.

¿Deseas conseguir más ÉXITO y PROMOCIÓN, tener una vida mejor, pero te sientes limitado/a y que no tienes capacidad para ello? ¿TE GUSTARÍA SENTIRTE MÁS REALIZADO/A?

Rellena el siguiente formulario para obtener más información

EBOOK GRATUITO:
6 ESTRATEGIAS PARA CONSEGUIR LA FELICIDAD Y LA RIQUEZA

– Aprende claves para crecer y conseguir abundancia.
– Descubre un plan para aumentar tus finanzas.
– Obtén los conceptos más importantes de productividad.

– Conoce ocho ideas para mejorar tus relaciones.

Suscríbete y recíbelo gratis