EL PODER DEL COMPROMISO

“Si plantamos una semilla en la tierra, sabemos que el sol brillará y la lluvia caerá, y dejamos que la ley de la naturaleza dé sus resultados…. Bueno, el deseo que imaginas es la semilla, tu imaginación interior es el sol, y tu constancia es la lluvia necesaria para conseguir los resultados absolutamente seguros. (Frances Larimer Warner)”

Apreciado lector:

Seamos sinceros, si con el esfuerzo siempre se obtuvieran recompensas inmediatas, la vida sería mucho más fácil. Por lo tanto, lo complicado es esta carencia de resultados inmediatos coherentes con los que hacemos. Como consecuencia, para conseguir eso que queremos debemos seguir intentándolo, aplicado más esfuerzo y tesón. Y es que hay cosas fantásticas que podemos lograr pero que implican una inversión de tiempo y energía que no asegura sus resultados.

         De aquí, surge la importancia y el poder del compromiso. Sí, aplicar acción, esfuerzo y tesón en algo sabiendo que lo lograras a largo plazo e incluso que no lo lograrás, requiere de compromiso para poder afrontarlo. Pero, ¿en qué consiste el marco mental del compromiso en tus objetivos? En acordar de forma fuerte y firme contigo mismo o con los demás que no vas a dejar de intentar, luchar y esforzarte por lo que quieres.

Compromiso y éxito

         El éxito requiere de compromiso. Ciertamente se ha dicho que sin compromiso no se puede conseguir nada de valor. Porque el compromiso requiere hacer lo que sabes que tienes que hacer, sin tener el ánimo para ello, con dudas de que lo conseguirás y de que valdrá la pena. Para las personas íntegras, la vulneración de su compromiso es todavía algo peor que su carencia de fe y ánimos. Se trata de algo sagrado que va más allá de todo lo material. Se trata de ser fieles a sí mismo y a las personas con las que uno se ha comprometido y eso se vuelve más poderoso.

         Por lo tanto, el compromiso garantiza seguir adelante cuando las cosas van mal, porque ya no solo se trata de seguir esforzándote en los inicios, donde cuesta ver los resultados, sino que en todas las situaciones de la vida hay inconvenientes y malos momentos, y es en esos momentos que, si has tenido el coraje de afrontarlos, te das cuenta que las dificultades se superan e incluso sirven para mejorar. Es como afrontar una prueba, un test para saber si somos dignos de aquello que deseamos.

Trabajo en equipo y compromiso

         El compromiso es imprescindible para el trabajo en equipo. Y ello es así porque en un equipo cada miembro es soporte y apoyo del resto. Y a nadie le gusta que en las peores circunstancia cada cual se preocupe de sí mismo y deje tirado a los demás. Por lo tanto, es en esos momentos cuando los proyectos colectivos tienen las máximas opciones de fracasar. Y al no ser que el grupo esté muy mentalizado y cohesionado, este se disolverá. Tiene cierto sentido, si un miembro no tiene “el compromiso” de continuar, los demás ¿por qué lo harán?

         Ser una persona comprometida es sinónimo de coherencia, integridad, autoestima y valoración personal. Eso sí, valoremos y pensemos antes muy bien en los compromisos que adquirimos porque deben ser sagrados para nosotros. Después de todo, qué puede haber más grandioso para una persona que todos quieran estar a su lado porque es una persona fiable, porque no se va a dejar amedrentar por las circunstancias, porque no va abandonar a sus amigos o socios ante el primer inconveniente, porque en cualquier situación va a estar apoyando a los demás.

En conclusión, porque es una persona comprometida.

Apreciado lector, obtener una mentalidad imparable te ayudará a conseguir tus sueños. ¿Te lo vas a perder?

Libro recomendado: Un Manual De Vida (Peq. Libros De La Sabiduria)

Si lo deseas, pon en los comentarios cuál es tu mayor dificultad a la hora de conseguir tus metas y objetivos e intentaré aportar luz en las próximas entradas de este blog.

4 comentarios en “EL PODER DEL COMPROMISO”

  1. Angeles Serrano

    Gracias Eduardo Díaz
    Por estas palabras de fuerza que nos animan para seguir en el camino del gran aprendizaje de superación y amor.
    Me comprometo cada día un poquito más …
    Con mi misión
    Con los demás
    Conmigo
    los resultados son reales, son milagros. Gracias

  2. Estoy de acuerdo en que los compromisos que adquirimos con nosotros mismos son «actos de fe» puesto que no sabemos si el resultado a este esfuerzo dará el fruto deseado.
    Es importante tener conciencia de que algunos de los compromisos a largo plazo nos harán a veces flaquear en nuestro intento , de ahí que en anteriores artículos propusieras como meta del éxito, la constancia .
    Pero si pasado un tiempo comprobamos que el compromiso no nos está reportando el beneficio esperado y que la meta propuesta estaba mal calculada, no sería más conveniente flexibilizar nuestra integridad y reconducir la situación hacia metas que nos proporcionen un bienestar mental mayor en detrimento del compromiso adquirido?
    Se consideraría está decisión un » fracaso»?
    En cuanto al trabajo en equipo, totalmente de acuerdo, si los comprometidos»reman» en la misma dirección y arriman el hombro en los desánimos ajenos, el éxito de todos estará asegurado .
    Buen artículo!!! Muy interesante!!!

    1. Eduardo Díaz

      Muy buena pregunta. Y estoy de acuerdo en reconducir las situaciones que no nos lleven a nuestras metas.
      La clave está en comprometernos con nuestros sueños y no en los instrumentos o métodos que empleamos en ello. Puedes que nos equivoquemos en la táctica que empleamos para conseguirlos o en la estrategia usada. En ese caso debemos cambiarlos y yo no lo considero un fracaso, lo considero un aprendizaje. Un fallo en las tácticas es cómo lo estamos haciendo. Si deseamos aprender inglés y sólo le dedicamos una hora a la semana, posiblemente veamos muy pocos resultados. No debemos en este caso comprometernos con el tiempo que dedicamos, sino ser flexibles y cambiarlo. De igual manera, si estamos comprometidos con nuestro sueño de aprender inglés y estamos en una academia que no nos gusta el método, aquí el compromiso no se enfoca en mantenernos en esa academia, sino en buscar otra que nos pueda conducir a nuestros sueños.
      Vuelvo a insistir en ello, la clave está en comprometernos con nuestros sueños y con las cosas que son importantes para nuestras vidas.
      Por último, también puede ocurrir que nos marquemos un sueño y luego nos demos cuenta que no lo deseamos realmente, en este caso no se aplica el compromiso. El compromiso se aplica cuando deseamos algo con todo nuestro corazón y, dado que van a existir problemas y obstáculos, nos comprometemos a seguir adelante.

Los comentarios están cerrados.

EBOOK GRATUITO:
6 ESTRATEGIAS PARA CONSEGUIR LA FELICIDAD Y LA RIQUEZA

– Aprende claves para crecer y conseguir abundancia.
– Descubre un plan para aumentar tus finanzas.
– Obtén los conceptos más importantes de productividad.

– Conoce ocho ideas para mejorar tus relaciones.

Suscríbete y recíbelo gratis