Qué es la mentalidad exitosa. CLAVES para SABER si la TIENES

La mentalidad exitosa es aquella que nos lleva a obtener lo que deseamos. El término éxito tiene un sinfín de significados, pero en el contexto que vamos a analizar está centrado en conseguir los objetivos que nos proponemos.

El éxito es un proceso de mérito. Cada uno puede conseguir, sea cual sean sus circunstancias, lo que desea. El éxito está muy determinado por la mentalidad. Los resultados que obtenemos dependen de la confianza en nosotros mismos acerca de nuestra capacidad para conseguir lo que nos proponemos.

«Nada en el mundo puede sustituir a la persistencia. El talento no lo hará; nada es más común que un hombre de talento sin éxito. El genio tampoco; el genio no premiado es casi un axioma. La educación por sí sola tampoco: el mundo está lleno de cultos sin gloria. Solo la perseverancia y la firmeza son omnipotentes” (Calvin Coolindg)

Photo by Jill Wellington from Pexell

Qué vamos a ver en este artículo:

La importancia de tener una la mentalidad exitosa

No existe ningún campo vital que implique aspectos competitivos que no resalte y determine que lo más importante para conseguir el éxito es disponer de la mentalidad adecuada.

Se conocen innumerables casos de personas que tenían los conocimientos y habilidades pertinentes para conseguir el triunfo, pero pese a ello, han fracasado siendo el único factor la carencia de los aspectos mentales necesarios.

¿Conoces alguna persona verdaderamente exitosa que no tenga una mentalidad potenciadora y fuerte? Todas las personas exitosas han debido superar innumerables obstáculos y reveses (es un precio inevitable que hay que pagar por el éxito). Para afrontarlos, además de unos conocimientos y habilidades específicos, han tenido que echar mano de fortalezas mentales imprescindibles.

¿Cómo podemos construir una mentalidad de éxito?

El éxito lo consiguen aquellos que, bajo ninguna circunstancia, abandonan y siguen persistiendo en el logro de sus metas y objetivos de forma inteligente.

¿De forma inteligente? ¿por qué hago mención de “forma inteligente”? Porque hay que saber cuándo retirarse (que en ningún caso es abandonar) para poder tomar nuestros objetivos y metas desde nuevas formas de abordarlos más adecuados.

Por lo tanto, una mentalidad de éxito es la que nos lleva siempre a persistir y trabajar por nuestros sueños. Vamos a ver sus principales características.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay 

Las principales características de una mentalidad exitosa.

A lo largo de nuestra evolución, nuestra mente se ha desarrollado en torno a la supervivencia. En los tiempos actuales, esta programación nos limita y evita que alcancemos todo nuestro potencial.

Nos han programado para no tomar riesgos, a desarrollar barreras y a permanecer paralizados ante la necesidad de cambiar. No es fácil tener una mentalidad de éxito.

Una mentalidad de éxito se puede aprender y desarrollar. No importa en el momento que estemos o cuál sea nuestra situación. Siempre podemos generar una nueva visión de la vida.

Para empoderarnos se requiere aprender “una nueva programación mental”, nuevas creencias y formas de percibir la realidad. Identificar cuáles son las principales características de la mentalidad que poseen las personas exitosas nos permitirá aprender a integrarlas:

1.- Poseen claridad mental en sus objetivos y sueños.

Tener muy claro lo que deseamos y hacia dónde vamos nos facilita conocer los pasos que nos llevan hacia nuestros deseos. La mayoría de nosotros nos perdemos en la enorme inmensidad de posibilidades que nos ofrece la vida. A través de un proceso de observación podremos conocer nuestra realidad. Percibir lo que no nos gusta y lo que nos gustaría conseguir. 

Las personas exitosas se conectan con su más profundo ser y descubren lo que más desean. Dedican tiempo a imaginar la vida ideal que desean. ¿Dónde estarán? ¿Qué harán? ¿Cómo será su entorno?

Se trata de identificar lo que es más importante y darle prioridad. Definir de forma precisa la misión, propósito y valores. En definitiva, lo esencial de la vida y por lo que merece la pena trabajar. 

Nuestro propósito no siempre será el mismo. Según nuestro proceso evolutivo puede variar. Conviene actualizarlo.

2.- Piensan en grande. Tienen sana ambición.

Al trabajar en nuestros sueños, no olvidemos que pueden pasar tres cosas: que nos vaya mal, que salga como queremos, que salga mucho mejor de lo que pensamos. Las personas con mentalidad de éxito tienen presente esta última opción. Piensan y actúan en grande.

En realidad, nuestra capacidad mental es ilimitada dado que puede desarrollarse durante toda nuestra vida. No limitan sus capacidades y fortalezas. Se centran en las soluciones, utilizan su creatividad y tienen fe en sí mismos.

Piensan en términos de posibilidad. Controlan su diálogo interior. Estos pensamientos son recurrentes día tras día. Si nos hablan de limitaciones serán una gran dificultad para conseguir nuestros deseos. En cambio, pensar en posibilidades y capacidades nos ayudarán a lograrlos.

3.- Desarrollan su pasión.

¿Qué es aquello que nos apasiona hacer? ¿Hay algo que haríamos, aunque no nos pagaran por ello? ¿Qué queremos hacer y lo vemos como una diversión? ¿Con qué podemos desarrollar más nuestros dones, nuestras habilidades y talentos?

No cabe duda que desarrollar la pasión es una garantía para persistir en el camino de los sueños. Esta persistencia alimentará el desarrollo de nuestros recursos y fortalezas.

4.- Se ponen en acción. Hacen algo cada día.

Actúan en pequeño, pero de forma constante. Tienen claros sus sueños y objetivos. Los dividen en pequeños pasos que sean realistas y asequibles. Y todos los días hacen algo.

La única forma de conseguir el éxito es hacer algo cada día. Ser constantes y persistir. Esto será muy fácil de lograr si cada día damos un paso que si enfrentamos de inicio grandes objetivos que nos superen.

Evitan obsesionarse con hacer las cosas perfectas porque ello les llevará a la inacción. Es más importante hacerlo de la mejor manera posible, aunque sea mejorable, que no hacer nada. 

5.- Desarrollan una actitud positiva.

Ven el lado bueno de cada situación. Esperan lo mejor en cada aspecto de sus vidas. Utilizan a su favor la “ley de las expectativas”. Viene a decir que nuestros resultados están relacionados con las expectativas que tenemos.

Si esperamos lo mejor, las posibilidades de conseguir los resultados deseados se maximizan. Debido a nuestras expectativas positivas aplicaremos todos nuestros recursos y potencial en cada acción que emprendamos.

La actitud positiva nos abre a nuevas posibilidades. Nos permite explorar cosas diferentes que no conocíamos. Tener nuevas opciones, conlleva tener nuevas posibilidades de conseguir lo que de verdad queremos en la vida.

Generamos pensamientos alternativos antes las ideas limitantes. Estos pensamientos surgen de forma automática debido a nuestra programación. Pero pueden combatirse si se toma consciencia de su existencia y se modifican.

Las personas positivas son muy valoradas por los demás. Como siempre están viendo lo bueno de todas las personas logran más amigos y son mejores vistos. Por lo tanto, ser positivo, genera ventaja social.

Las actitudes negativas que se deben evitar son: “culpar a los demás”, “quejarse de todo” y “hablar mal de los demás”. Tampoco se debe sucumbir a las actitudes de miedo y duda. La actitud correcta es ver un aprendizaje en todo lo que ocurre.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay 

6.- Desafían el miedo. Transforman los problemas en retos.

Nuestra vida mejorará en la medida que podamos asumir cambios. Para ello debemos salir de nuestra zona de confort (el lugar donde nos sentimos cómodos y seguros). Esto conlleva tomar decisiones y realizar acciones que nos generen miedo.

Las personas de éxito toman conciencia de su poder. Detectan sus miedos internos y barreras mentales, y se enfrentan a ellos. Trabajan y luchan por lo que desean. Poco a poco, pero con constancia.

Utilizan el miedo como un revulsivo para tomar acción. La mayoría de nuestros miedos lo que nos comunica es que vamos por buen camino, avanzando hacia nuestros logros y, por eso, se presenta cada vez un desafía mayor.

Hacen de sus miedos sus aliados. Los toman como oportunidades de mejora. Y cada vez que superan un miedo, por pequeño que sea, lo toman como un signo de su poder interno. Lo que les motiva para superar mayores desafíos.

Cuando el fracaso se utiliza como un aprendizaje, este deja de existir. Se trata de evaluar las decisiones que tomamos con respecto a nuestros sueños. Los resultados obtenidos nos llevarán a mantener o modificar nuestra forma de actuar.

Una mentalidad exitosa fluye con el cambio, se adapta con relativa facilidad a las necesidades que surgen del entorno.

7.- Están en continuo aprendizaje.

Toman mando de sus vidas. Trabajan tan fuerte en su crecimiento personal como en sus sueños. Saben que la única manera de conseguir más es siendo más. Por ello, cada día, buscan ser mejores personas.

Están comprometidos al estudio permanente afectos de crecer tanto en el ámbito personal como profesional. Analizan todo aquello que les pueda hacer mejor persona y mejor profesional.

Trabajan por la excelencia y por lo tanto saben que tienen que estar innovando y perfeccionando de forma continua. Evalúan los resultados que obtienen y se preguntan cómo mejorarlos.

8.- Poseen mentalidad de abundancia.

Creen que el Universo es abundante y que hay de todo para todos. Por lo tanto, son generosos y están dispuestos ayudar. Se alegran del éxito de los demás y con ello atraen también el éxito hacia ellos.

Cuando alguien logra algo que ellos desean se preguntan: ¿cómo lo ha logrado? ¿Qué puedo hacer yo para conseguir lo mismo?

El hecho de que alguien lo haya logrado les hace ver que ellos también pueden conseguirlo. Utilizan las personas que tiene más éxito que ellas como fuentes inspiradoras.

9.- Son productivas.

Para ellas el tiempo es oro. Evitan las situaciones y personas que no les aportan valor. No se dejan llevar por las preocupaciones inútiles. Buscan invertir todo su tiempo en aspectos que sean productivos. 

Mantienen siempre altos sus niveles de energía cuidando su alimentación, estado físico y descanso. Eliminan todos los hábitos negativos que le restan vitalidad y tiempo.

Ponen atención en lo importante y trabajan con foco. Minimizan todo lo posible las distracciones y los ladrones de tiempo. Se centran en las prioridades y en avanzar cada día en aquello que les hace subir de nivel.

10.- Se rodean de gente positiva.

Son capaces de dar más prioridad a sus objetivos que a la tentación de querer agradar a todos. Se rodearán de gente que les anime y les ayuden a conseguir sus sueños.

Nuestro entorno poseen un gran impacto. Las personas que nos rodean y con las que pasamos más tiempo ejercen una gran influencia en nuestras creencias y actitudes. En un largo periodo de tiempo, las relaciones negativas nos aboca a la limitación y la desconfianza en nosotros mismos.

Las personas con mentalidad exitosa buscan pasar más tiempo con personas que las inspiren, que las carguen de energía y la estimulen. Personas que sean un ejemplo para ellas obteniendo éxito y sean un modelo de constancia y persistencia.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay 

11.- Dan lo mejor de sí mismos.

Aplican la máxima dedicación y calidad a todo lo que hacen. Dan más de lo que prometen y sorprenden a los demás aportándoles mejores resultados de los que esperan.

Se preocupan por los demás de forma sincera y son conscientes de las necesidades reales de sus clientes. Ello les genera confianza y abre la puerta para futuros servicios.

Huyen de la mediocridad y del mínimo esfuerzo. Hacen todo lo posible por tener la mejor actitud y servicio a los demás. No importa la actividad que hagan sino la grandeza con que la ejecuten.

12.- Tienen confianza en sí mismos.

Saben que son seres únicos y especiales. Son conscientes que tienen un valor específico que nadie más puede dar. Evitan caer en la comparación con los demás y por lo tanto no se sienten inferiores o mejores que nadie.

Su objetivo es mejorarse a ellos mismos. Se centran en encontrar sus fortalezas y las desarrollan. Saben que dando lo mejor, actuando con integridad y valorando a los demás, su éxito es seguro.

Elijen el sesgo positivo en todo lo que hacen. Piensan que el mundo conspira siempre a su favor y todo saldrá bien. Esta creencia activa todos sus recursos.

13.- Son agradecidas.

La gratitud nos abre al éxito y la felicidad. Ser agradecidos supone desarrollar un sentimiento de ser merecedores de todo lo bueno y experimentar abundancia.

El revisar todas las cosas maravillosas que tenemos y lo que hemos conseguido, nos hace sentir valiosos y capaces. Cada día es una nueva oportunidad para avanzar en nuestras vidas. Este hecho, ya de por sí, es un extraordinario regalo por el cual estar agradecido.

Las personas con una mentalidad de éxito agradecen por las cosas simples pero importantes que tienen y que se suele dar por supuestas. Por todo lo bueno que tienen e incluso por las cosas negativas de su vida que les ha forjado cómo son. Por último, agradecen por todo lo bueno que va a venir.

14.- Buscan el bien común. Son íntegras y honestas

La mentalidad de prosperidad no solo nos debe permitir vivir una vida más exitosa, sino que también debe incidir en crear una mejor vida a los demás. En todo momento respetar el valor y la dignidad de cada persona, actuando con honestidad.

Ser íntegros con nuestros valores y comportarnos de acuerdo con nuestros principios éticos nos hará ser más valorados por los demás. Y lo más importante, nos respetaremos más a nosotros mismos.

Cumplir con nuestras promesas, no aprovecharnos de los demás y no buscar formas de éxito que perjudique a otros, nos garantizará el éxito a largo plazo. Las posiciones egoístas no suelen mantener el éxito durante mucho tiempo.

15.- Visualizan su éxito.

Con la visualización se adquiere la confianza de poder lograr nuestros sueños, además de mantenernos enfocados y motivados hacia ellos. No vamos a conseguir nada que con anterioridad no haya sido posible visualizar.

La visualización tiene tres efectos importantes: nos proporciona capacidad, no da claridad y nos motiva. Al visualizarnos con nuestros sueños cumplidos convencemos a nuestra mente inconsciente de que es posible conseguirlos.

Visualizar con el mayor número de detalles nos permite también conocer de forma precisa nuestros deseos y activa a la formación reticular de nuestro cerebro a prestar atención a todo lo que nos acerque a ello.

Por último, si nuestros sueños son importantes para nosotros, cada vez que los visualicemos activará en nosotros un caudal de sensaciones positivas y muy agradables que impulsarán nuestra motivación.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay 

16.- Actúan con inteligencia emocional.

Las personas con mentalidad exitosa controlan sus sentimientos, los canalizan de forma apropiada y no se dejan dominar por ellos. Poseen altos grados de empatía, lo que les permiten conectar con los demás.

Son conscientes de sus emociones y actúan de forma apropiada, asumen el mensaje que estas les da, pero sin dejarse llevar por ellas. Lo importante es tomar conciencia de las emociones que sienten.

No hay emociones buenas o malas. Todas nos dan información y ayudan a nuestro crecimiento. Nuestra prosperidad llega cuando sintonizamos nuestras decisiones con lo que nos dice nuestros sentimientos.

Un aspecto muy importante de las personas con mentalidad exitosa es que saben auto motivarse. Por eso siempre mantienen constante la motivación que necesitan para conseguir sus sueños.

17.- Poseen mentalidad de crecimiento.

La mentalidad de crecimiento está compuesta por la creencia fundamental que estamos en estado de continuo aprendizaje y cambio. Tenemos capacidad para aprender y adaptarnos en cualquier aspecto que deseemos.

Esto les lleva a estar aprendiendo y mejorando de forma constante. Se sienten más seguros y confiados con los nuevos retos, dado que les gusta aprender y buscar nuevas soluciones a nuevos escenarios.

Conlleva una flexibilidad para poder ver la realidad de formas diferentes. Nos permite evaluar nuestra forma de actuar y cambiar los aspectos que no deseamos.

18.- Toman decisiones firmes.

Tenemos un enorme poder cuando tomamos una firme decisión. Cuando se hace con la determinación de mantenerla pase lo que pase. Se trata de un punto de inflexión donde uno se compromete al máximo con la decisión.

Solemos tomar muy pocas decisiones de esta forma. Cuando rompemos con algo que nos hacía mucho daño con la determinación de no dar marcha atrás. O cuando decidimos que vamos a luchar por algo, cueste lo que cueste.

Las personas con éxito toman la decisión comprometida con sus deseos. Van a trabajar por ellos sin rendirse. Tienen la firme determinación de hacer lo que sea necesario para lograrlos.

Mentalidad exitosa: mezclas de ingredientes

El éxito no se compone de un solo componente sino es el resultado de una mezcla de ingredientes. Hemos mencionado los más importantes. Las personas más exitosas son las que poseen y combinan de forma apropiada el mayor número de estas características.

Analicemos cuántas de las características que hemos enumerado poseemos y cuáles son las que se requieren mejorar. Detectemos todo lo que no nos gusta en nuestras vidas y no esté conectado con nuestros más profundos deseos.

Tengamos claridad mental de nuestros sueños y desarrollemos nuestra mentalidad exitosa.

Entradas relacionadas:

EBOOK GRATUITO:
6 ESTRATEGIAS PARA CONSEGUIR LA FELICIDAD Y LA RIQUEZA

CONOCE 6 ESTRATEGIAS PARA CONSEGUIR UNA VIDA DE FELICIDAD Y RIQUEZA

– Aprende claves para crecer y conseguir abundancia.
– Descubre un plan para aumentar tus finanzas.
– Obtén los conceptos más importantes de productividad.

– Conoce ocho ideas para mejorar tus relaciones.

Descarga el ebook gratuito completando los siguientes datos y te lo enviaremos a tu email.

QUIERO EL EBOOK

En este libro descubrirás la forma de pensar y de interpretar la vida que te llevará a TENER ÉXITO. (Independientemente de cuál sea tu situación actual).

Quizás has intentado conseguir el éxito, pero éste no llega a tu vida. ¿Has pensado que hay algo que tú no sepas y que lo demás si saben? Puedes que tengas miedo a no conseguir el máximo potencial en la vida. No es lo que hace la gente exitosa. Ni como visten, ni las herramientas que utilizan. Tampoco los amigos que tienen.

Algunas personas consiguen el éxito más fácilmente que otras porque tienen una mentalidad más poderosa, una actitud más exitosa. Son sus marcos mentales. Su forma de ver la vida. Sus profundas creencias y como las utiliza en el día a día.

EBOOK GRATUITO:
6 ESTRATEGIAS PARA CONSEGUIR LA FELICIDAD Y LA RIQUEZA

– Aprende claves para crecer y conseguir abundancia.
– Descubre un plan para aumentar tus finanzas.
– Obtén los conceptos más importantes de productividad.

– Conoce ocho ideas para mejorar tus relaciones.

Suscríbete y recíbelo gratis